21 de diciembre de 1970

El Presidente y el Rey

Una de episodios más anecdóticos en la vida de Elvis Presley.
La visita a la Casa Blanca el día 21 de Diciembre de 1970 y su encuentro con Richard Nixon.
Tras su gira de conciertos en noviembre y unos días de descanso, Elvis estaba en su mejor momento. Su gira había sido un absoluto éxito y la crítica sería unánime en sus elogios. Además se le había notificado (no oficialmente) que había sido nominado como uno de los "Diez jóvenes más destacables de la Nación". Por fín reconocían su labor como artista, como cantante y estaba feliz. Era un momento de hacer regalos, de celebraciones y sobretodo estaba metido de lleno en su nuevo hobbie: las armas y las insignias federales.
Había realizado muchos gastos, en exceso, por lo que las facturas se amontonaron en el despacho de su padre Vernon quien fue a reprocharle su actitud. Priscilla su mujer que escuchó todo lo que estaba sucediendo también le dijo que estaba gastando mucho dinero. Elvis se molestó por todo esto, se sintió muy ofendido porque entendía que era él quien ganaba este dinero. No aceptaba ninguna discusión por esto, por lo que finalmente se enfadó, hasta el punto de salir por la puerta y desaparecer.
No era la primera vez que lo hacía, pero normalmente volvía en una hora o dos, pero esta vez no fue así. Todos estaban pendientes de que volviera y quedarían preocupados porque no había ninguna noticia de su paradero. La razón era que normalmente jamás iba sólo y era la primera vez que no sabían que hacer.
Elvis se fue al aeropuerto y, sin ningún rumbo claro, tomó el primer avión que salía para Washington. Allí simplemente se paseó en limusina por la ciudad, con intención de visitar a su amiga Joyce Bova, pero no pudo ser así, por lo que tomó de nuevo el avión de vuelta.
Jerry Schilling su amigo de la Mafia que se encontraba trabajando en Los Angeles, recibió una llamada de Elvis que se encontraba en Dallas, de regreso a Los Angeles desde Washington D.C. Necesitaba de su ayuda y le pidió que fuera a recogerle al Aeropuerto y buscara a Gerald Peters, el nuevo chófer de su limusina. Elvis le llamaba "Sir Gerald" porque fue el chofer de Winston Churchill.
No llevaba equipaje, sólo una pequeña caja con peine, cepillo de dientes y tenía la cara hinchada porque tenía una reacción alérgica a un medicamento que tomó para la infección en los ojos, además de haber comido chocolate en el avión. Jerry llamó a un médico cuando llegaron a la casa de Hillcrest , que le trató para que desapareciera la hinchazón, pasaron allí la noche. A la mañana siguiente Elvis le dijo a Jerry que quería volver a Washington, pero no le explicó el porqué.
En el avión rumbo a la ciudad, Elvis se enteró que el senador republicano George Murphy viajaba también. Se acercó para hablar con él y, cuando volvió con Jerry, pidió papel de American Airlines para escribir una carta que quería entregar al presidente Nixon. Jerry pensó que se había vuelto loco, pero al leer la carta entendería el valor y el cometido de la misma.
Se alojaron en el hotel Washington, Elvis quería estar de incógnito por lo que se alojó con el nombre de Jon Burrows. Jerry llamó a Graceland y contactó con Sonny para explicar que Elvis estaba bien, pero con la promesa de no desvelar nada de este viaje.
Una vez alojado en el hotel,  Elvis decidió lo que quería hacer. En la carta que escribió a Nixon, le explicaba que quería ser de ayuda a su país. Le habló de su preocupación y amor por su patria. Le expresaba su admiración por su cargo como presidente y le explicaba que había estudiado la cultura de las drogas, el uso de las mismas y las técnicas comunistas sobre el lavado de cerebros... Como artista le decía que no le consideraban enemigo de los jovenes, de los hippies y por esto era fácil que pudiera, de manera discreta, defender y servir a su país como agente federal. Pero de una manera natural, comunicándose con la gente de todas las edades y como artista llegar a todos como ejemplo. Finalmente le pedía las credenciales oficiales para poder ejercer su cargo. Quería conocerle y de manera humilde le decía que tenía un obsequio para él, y se despedía con sus teléfonos de contacto para localizarle en el hotel.
Elvis quería que Richard Nixon, el presidente de EEUU, le concediera una insignia federal para añadir a su colección. Decidió que debía entregarla personalmente, por lo que se presentaron en la puerta de la Casa  blanca. El episodio fue anecdótico con los guardias, que finalmente aceptaron entregarle la carta al presidente.
Egil Krogh que era el abogado adjunto del presidente, les llamó al Hotel para que finalmente pudieran tener ese encuentro en el Despacho Oval de la Casa Blanca.
Aunque Nixon en primer lugar no daría mucha muestra de interés, entendió que como artista Elvis Presley podía ser de gran influencia en las juventudes y aceptó conocerle.
Elvis, Jerry y Sonny West que había llegado desde Memphis, entraron en la Casa Blanca para conocer al presidente de los Estados Unidos.
Como era costumbre Elvis llevaba armas en el control de la entrada, lo cual complicó un poco las cosas en el control de entrada. (igualmente le pasó en el Aeropuerto pero su fama era su mejor salvoconducto, porque voló con sus armas). Además quería regalar al presidente con un Colt  45 de la Segunda guerra mundial y lo llevaba en una caja.
El encuentro fue muy especial entre los dos. Elvis se ganó al presidente mostrándole sus insignias , sus fotografías familiares y con el regalo que le obsequió. Pero además su personalidad hizo el resto. Todo lo que escribió en esa carta , su patriotismo, su deseo de luchar contra las drogas,etc. Mencionó como ejemplo antipatriótico al grupo The Beatles y, Nixon dijo que los que consumían drogas estaban en la vanguardia de la protesta antiamericana.
Convenció a Nixon para que finalmente le concediera su placa y con gran sorpresa para Jerry y Sonny que les concediera el honor de conocerle en persona.
Aunque muchos creen que todo esto fue intencionado, Elvis realmente tenía intención de ver a Joyce Bova con la que mantenía una historia desde hacía tiempo y, después de su visita al presidente, pudo tener ese otro encuentro con ella, a pesar de que se había enfadado con él recientemente.
Elvis podía convencer y conseguir todo lo que se proponía. La realidad de todo esto, a pesar de querer tener una placa para su colección, era la del transfondo de un hombre noble, orgulloso de su país, que quería ante todo llegar a la gente con su música y ayudar a construir un mundo mejor. El chico de Tupelo que quería llegar a ser un gran actor, un cantante... finalmente intentaría darlo todo por su patria.
Así era Elvis Presley
"Siguiendo el Camino de el Rey..."


TRADUCCIÓN DE LA CARTA QUE ESCRIBIÓ ELVIS PRESLEY A RICHARD NIXON

Carta de Elvis a Nixon (Hoja1)

Querido Sr. Presidente:

Primero me gustaría presentarme. Soy Elvis Presley, le admiro y le tengo gran respeto por su trabajo. Hablé con el vicepresidente Agnew en Palm Strings hace tres semanas, y le expresé mi preocupación por nuestro país. La cultura de la droga, los elementos hippies, la SDS, Panteras Negras, etc, no me consideran su enemigo, o un enemigo del establishment, como ellos lo llaman. Yo lo llamo América y ... 

Carta de Elvis a Nixon ( hoja 2)
... me gusta.
Señor, puedo y quiero estar a su disposición para ayudar al país. No tengo ni preocupación ni motivos que no sean otros que ayudar al país. Por ello no quiero que me den ningún título o posición determinada. Podría y desearía ser más útil si fuera hecho un agente federal sin limitaciones, y ayudaría haciéndolo a mi manera a través de mi comunicación con personas de todas las edades. Antes que nada, soy un artista del entretenimiento, pero todo lo que necesito son las credenciales federales. Estoy en este plano con el...

Carta de Elvis a Nixon (hoja 3)
Senador George Murphy y hemos estado discutiendo los problemas a los que se enfrenta nuestro país.

Señor, me alojo en el Hotel Washington, habitaciones 505-506-507. Tengo a dos hombres que trabajan para mí llamados Jerry Schilling y Sonny West. Estoy registrado bajo el nombre de Jon Burrows. Estaré aquí tanto tiempo como sea necesario para obtener las credenciales de agente federal. He hecho un profundo estudio en abuso de drogas y en las técnicas comunistas de lavado de cerebro


Carta de Elvis a Nixon (hoja 4)
... y estoy justo en el medio de todo el asunto, donde puedo y quiero hacer lo mejor.

Estoy muy complacido de ayudar mientras esto se mantenga en secreto. Puede ordenar a su personal o a quien sea que me llame a cualquier hora hoy, esta noche, o mañana. Este año, he sido nominado como uno de los Diez Jóvenes Más Destacados de América. Eso será en enero 18 en mi ciudad natal de Memphis, Tennesee. Le estoy enviando una corta autobiografía mía para que pueda entender mejor esta


Carta que el presidente Nixon le escribió a Elvis Presley :

Joyce Bova y Elvis Presley

La verdadera razón por la cual Elvis Presley fue a Washington , después del disgusto que se llevó con la discusión que había tenido con su padre Vernon el día 19 de diciembre de 1970,  fue la de encontrarse con Joyce Bova.  La había conocido un año antes en Las Vegas 1969.

Elvis y Joyce Bova

Elvis y Joyce Bova.

Joyce y Janice Bova eran hermanas gemelas de nacimiento, fueron a las Vegas de vacaciones para pasar unos días y conocieron en agosto de 1969 a Elvis Presley. Era su primera temporada en Las Vegas durante sus actuaciones en el Hotel International.
Joyce quería ver el espectáculo de Elvis e insistió en asistir a su Concierto, aunque Janice no tenía mucho interés.
Cuando Elvis la conoció se prendó de su belleza y de su personalidad; y la amabilidad de él, la cercanía, la sinceridad enamoró a Joyce. Es evidente que había algo en ella que Elvis vió en sí mismo.
Estaba claro que Elvis se entendió con Joyce de manera inmediata, su relación era muy especial y se sentía muy cercano a ella. El ser gemela igual que lo fue él, la hacía especial desde un comienzo. Pero ella vivía en Washington y esto hizo un tanto difícil el que pudiera verla cuando quería, además del matrimonio de Elvis, por lo que la relación que podría haber llegado a más se enfrió poco a poco. Ella quería una relación real y esperaba que el interés de Elvis se mantendría con el tiempo. Pero la vida de un artista corre muy deprisa y la de Elvis Presley aún más rápido, porque estaba en un momento culminante de éxito que traería consigo cambios en su personalidad y en su trato hacia ella.
En agosto de 1970 Joyce volvería a verle en su Tercera temporada en Las Vegas, pero la actitud de Elvis fue un tanto diferente e hizo que Joyce se enfadara con él, alejando de su pensamiento cualquier tipo de esperanza.
El día 19 de diciembre Elvis discutió con su padre por cuestiones económicas, se sintió ofendido por él, por sus críticas, pero lo que más le dolió fue que su mujer, que nunca le reprochó nada, se unió a su padre para discutir con él. Por esta razón se sintió traicionado y enfurecido.
Elvis le contó a Joyce Bova que cuando salió de su casa, no tenía ningún rumbo, se fue al Aeropuerto y como el primer vuelo que salía era el de Washington D.C pensó en reunirse con ella. Quería verla desde hacía tiempo y disculparse por su actitud en Las Vegas. La añoraba y necesitaba consuelo después de la discusión. Le confesó que realmente su padre tenía razón y había gastado mucho dinero, pero que creía que nadie tenía que reprocharle esto, porque era él, quien realmente ganó el dinero con su trabajo.
Joyce cuenta que Elvis se sentía muy sólo y no sabía a quien recurrir y por esto fue a Washington, pero una vez allí se dió cuenta de que no tenía su teléfono, por lo que no pudo contactar con ella. Le dijo que estaba muy orgulloso porque jamás había volado sólo, sin compañía y se había desenvuelto muy bien. Era increible, pero cierto, un hombre de su edad que dependía de todos ... hacía por primera vez las cosas que un hombre normal hubiera hecho normalmente. En el fondo Elvis seguía siendo un chiquillo en muchas cosas, pero estaba siendo protegido siempre por todos los que tenía alrededor.
Elvis le contó a Joyce que una vez con Jerry Schilling en el avión que conoció al senador Murphy, se le ocurrió lo de escribir la carta a Nixon y finalmente conocerle en persona. Después pudo conseguir el teléfono y la llamó para verla en su Hotel.
Todo esto parecía de película, pero era real. Elvis Presley estaba con ella después de ver al presidente Nixon y quería compartir con ella esos momentos tan especiales. Aunque Joyce se enfadó con él, se rindió, como estaba claro, a sus palabras y volvió a ver en Elvis al hombre que conoció un año antes.
Le contó todo lo acontecido con el Presidente y le mostró la placa que le había entregado, orgulloso de poder servir a su país. Le habló de Nixon y le dijo que era un buen tipo porque creyó en él y en la facilidad que tendría de poder influenciar a la juventud con respecto al uso de las drogas. La placa era real y todo parecía como si hubiera sido increíble para Sonny y Elvis. Pero sobretodo lo importante era que quería hablarle, verla y compartirlo con ella.
Elvis insistía en que la verdadera razón de ir a Washington era verla a ella, el resto fue un repentino pensamiento que surgió de su interior.
Elvis le dijo que su relación era muy especial, que la sentía semejante a él. La razón tenía que ver con su hermano gemelo Jesse Garon, al que Elvis aún en ocasiones sentía como una mitad de si mismo, aunque jamás le conoció. Le habló dulcemente y de nuevo se la ganó, Elvis le dijo que la necesitaba, porque se sentía solo, le dijo:
"No me había dado cuenta de la soledad hasta ahora, de verdad, sólo que hay un hombre solitario dentro de la estrella, un hombre solitario que busca algo". "Todos estamos haciendo eso, incluso cuando no sabemos que lo estamos haciendo".
Joyce sabía que estaba buscando algo que no encontraba en su casa, en su matrimonio, algo que había perdido o que nunca tuvo con Priscilla y por esto ella esperaba algo real. Sabía que la necesitaba y esperó de esta relación que se hiciera aún más cercana y real y que algún día se decidiera por ella y nadie más.
Fue su primera vez con ella y aunque pasaron dos días juntos, Elvis tenía que volver a su casa por Navidad, era lo lógico. Le dijo que le había encantado estar con ella, que no quería irse, pero tenía que hacerlo. Pero le dijo que esto era sólo el comienzo, porque volvería en unos días. La llamaría para felicitarla en Navidad y para verla de nuevo. Ella quería una relación seria, pero Elvis nunca se comprometió realmente... aunque lo hubiera deseado, no podía o no sabía cortar con algo que ya estaba en los últimos momentos de su vida matrimonial.
La relación seguiría un tiempo más, pero la vida del artista, el éxito y la indecisión del hombre finalizaría en el olvido y la decepción de Joyce quien le amó de verdad.
"Siguiendo el Camino de el Rey..."

DE TUPELO A MEMPHIS 56
On Tour 2. El Presidente y el Rey
http://www.ivoox.com/55847469
https://www.detupeloamemphis.com/el-programa-del-mes

"Estamos viviendo la historia..."


Elvis y el supuesto reflejo del artista. 


Año 1971 en los períodos de conciertos o después de los mismos, Elvis tenía la costumbre de ver shows de otros artistas, amigos o músicos que llegó a admirar. Una anécdota que ocurriría en este tiempo en el cual los artistas más famosos eran imitados por otros, para entretenimiento del público. Inicialmente llamados covers y con el tiempo Impersonators. Esta costumbre se ha arraigado con el tiempo y es algo típico en Las Vegas.
En una de estas ocasiones en las que Elvis había finalizado su show , fue a ver a su amigo Tom Jones, que también actuaba en Las Vegas. Tom había ido a visitarle en varias ocasiones al Hotel International y una noche después de que terminara el show , Elvis con Priscilla, Jerry y un reducido grupo, fueron a ver el show de Tom en otro lugar emblemático en Las Vegas, el Stardust Resort Casino. Normalmente cuando se apagaban las luces era cuando Elvis y su grupo se sentaban a ver el espectáculo, ya a oscuras, para no entorpecer y pasar desapercibidos. Al final del espectáculo se escoltaba a Elvis hasta el Camerino para evitar las distracciones y a los fans. Pero Elvis tenía la costumbre de beber mucha agua y en medio del espectáculo de su amigo Tom, tuvo que salir para ir al baño.
Elvis saldría acompañado de Jerry Schilling por los pasillos, atravesando los vestíbulos, casinos y salas de exhibición. Su marcha era acelerada para que nadie les pudiera parar hasta llegar a los servicios.
En el camino de regreso al escenario, pasaron por un pequeño salón donde tocaba una banda de espectáculos irlandesa  ,"Irish Royal Show Band" que realizaba covers, interpretaciones imitando a otros artistas. El cantante principal era un hombre corpulento llamado Brendan Bowyer, cover de Elvis y que estaba interpretando una canción , imitando su interpretación, exagerando un poco el vibrato en la voz. 
Elvis se paró y le dijo a Jerry fuera de la sala que esperara un momento.
No debía de gustarle mucho la forma de cantar del artista porque entró con furia a la sala y subió directamente al escenario. Elvis llevaba un bastón de adorno con él, y lo levantó en alto, parecía que fuera a atacar al cantante, pero afortunadamente, no fue así. Sin embargo con sorpresa del público le dijo algo así; "si vas a cantar imitando a alguien, hazlo bien" y girándose hacia el público les hizo un gran guiño, después saltó del escenario y saldría de la sala de manera apresurada y sin pararse a pensar. El cantante que no vió el guiño , estaba tan sorprendido que se había caído en el escenario de la sorpresa.
Todo esto sería para Elvis una anécdota que le produciría risa momentánea pero la sensación luego fue de que había humillado al pobre intérprete. Aunque se rió con Jerry de camino de nuevo al show de Tom, se quedó pensativo y cuando se sentaron en la mesa viendo el resto del show, Elvis le dijo a Jerry que volviera a la sala e invitara al cantante y a su banda a subir a la suite después del espectáculo. En el fondo aunque Elvis actuó de manera impulsiva, no le gustaba molestar a nadie , ni ir de superestrella a ninguna parte. Por esta razón quiso pedir que volvieran a verse, porque no le parecía que había hecho lo correcto y quiso enmendarlo. Después en la suite apareció el cantante y finalmente habló con Elvis un rato. Su enorme sonrisa era muy expresiva y era claro que para él, era importante estar con Elvis, mucho más importante que haber pasado un mal rato por una crítica espontánea del Rey. Este recuerdo sería para siempre y la oportunidad de conocer a su ídolo en persona.
Elvis siempre fue muy humilde, pero estaba claro que no le gustaba que hicieran una imitación que no fuera lo más parecido a su forma de cantar. Seguramente si hubiera sido de su gusto la forma de interpretar del artista, hubiera subido al escenario pero para hacer un duo con el imitador. Porque Elvis Presley era generoso, disfrutaba de la música en todo momento y circunstancia, en su grandeza como artista se dejaba llevar.
Elvis Presley, el hombre, el mito... El Rey!
Recuerda... estamos viviendo la historia... porque estamos
"Siguiendo el Camino de el Rey..."
DE TUPELO A MEMPHIS

La personalidad de Elvis


Elvis Presley era un hombre espontáneo, impulsivo y a veces su forma de ser tan repentina, sorprendía a todos los que estaban con él. Se dejaba llevar muchas veces por la situación y por eso creaba situaciones un tanto particulares que hacían del momento más normal, pudiera desembocar en algo realmente increíble de creer. Es conocido su talante a veces un poco caprichoso y cuando tenía este impulso, ni se frenaba, ni le gustaba que le impidieran hacer lo que quería en ese instante.
Hay muchas anécdotas en esta época de 1971 que nos habla mucho acerca de la personalidad y la espontaneidad de Elvis Presley, tanto en su vida privada, como en su vida reflejada a través de los ojos y narraciones de otros.
Un ejemplo es una  de las anécdotas que cuenta Joyce Bova,  en las que nos hace conocer un poco más su forma de ser.
En una ocasión en la que hizo una visita a Washington en esta época, por Enero de 1971,  Joyce contó que entraban en la capital a través de New York Avenue, al norte de la ciudad y cuando llegaban a la intersección de Bladensburg Road, Elvis vio un local por primera vez llamado "Amy Joy´s Donut Shop".Estaba en una zona de ghetto no muy agraciada de Whashinton, por la que tenían que pasar para volver al hotel.
Le entró un repentino vuelco a su estómago y quiso parar la limousina en este mismo instante para poder comprar unos donuts.
En el vehículo a parte del conductor Ben Buervitz, con Elvis estaban Joyce, su hermana Janice, Sonny ... y Elvis hizo parar la limusina para entrar en el local. Este lugar por entonces, era un autocine que funcionaba toda la noche y que de día era lugar de reunión para los jóvenes del ghetto local. Era un antojo de esos que Elvis tenía y que le hicieron particularmente conocido... cuando quería algo, lo quería ya! no mañana... Sugirió que parasen para poder comprar allí.
Sonny West comenzó a preocuparse por el vecindario, porque era una zona poco recomendable . Estacionaron el coche en la puerta y al detenerse, unos veinte jóvenes negros se acercaron para ver quién estaba dentro. Desde el interior del vehículo, escucharon a uno de ellos dirigirse al conductor al cual preguntó si llevaba dentro un pez gordo... Elvis bajó la ventanilla y los chicos que estaban alrededor, gritaron; "Ey... es Elvis!... eso es...Ey, es ... mirad aquí... chicos... realmente es... vamos, hombre, es Elvis... Elvis? hey, Elvis, Elvis, Elvis!"
Las personas que lo escucharon se agolparon también gritando, empujando, riendo.. había también niños. Elvis ya había sacado los brazos a través de la ventana y estrechaba manos.  Sonny protestó en contra de salir a través del gentío, pero Elvis que estaba decidido a conseguir sus Donuts, salió del coche y se dirigió con firmeza para entrar en el local.  Evidentemente a Sonny no le quedó más remedio que seguirle, abriéndose paso entre la gente hasta cubrir su espalda.
Elvis vestía como habitualmente lo hacía en esta época, elegante... llamativo por su atuendo. Con una camisa blanca de cuello alto y abierto lucía una cadena de oro alrededor del cuello. Una chaqueta negra con hombreras y pantalones de campana. Adornado con anillos en los dedos, gafas de sol. Curiosamente estaba rodeado de niños, que querían verle de cerca.
Todos le seguían adentro y Elvis estaba aparentemente a gusto, porque estaba rodeado de fans. Uno de ellos le preguntó con sorpresa "¿Elvis, qué haces aquí, hombre?"
  Elvis dijo: "Sólo trato de conseguir unos donuts".
Al volver la vista hacia atrás se dió cuenta de la intensidad, de cómo le miraba la gente y se fijaba en sus anillos, las cadenas que llevaba, su atuendo...
Entonces de una manera improvisada, levantó las manos y dio dos pasos hacia atrás para darse un poco de espacio, mientras ordenaba: 
"Está bien, chicos, manténganse tranquilos ... y presten atención, ahora"...
Todos le se asombraron al ver que Elvis abrió lenta y de manera particular su chaqueta, casi insinuante les mostró su cinturón de oro, enorme... 
Elvis tenía la costumbre de llevarlo desde que se lo regaló el Hotel International como premio a la audiencia. Incluso en el escenario, la razón era porque estaba orgulloso de su premio. 
Curiosamente Lamar Fike contaba que al principio le parecía un cinturón extravagante y excesivo y lo odiaba. Pero con el tiempo lo llevaba a todas partes... luego no hubo quien podía quitárselo de encima, parecía que durmiera también con él...
El cinturón era enorme, era brillante, con diamantes, piedras preciosas... evidentemente todos estaban atónitos y entonces se escuchó un tremendo y unánime... "OOOOOHHHHH ..." todos se quedaron alucinados con la visión de tan tremendo adorno.
Todos querían verlo y esto creó más movimiento en la gente. Uno de ellos se acercó lo suficiente a Elvis como para extender la mano y frotarlo, murmurando algo... Sonny que estaba listo para cualquier cosa, no dejaba de cubrir  la espalda a su jefe . 
Por fín ,  Elvis daría un paso hacia atrás, porque ya era demasiado el lío en el que podría pasar algo y su mano derecha busco dentro de su chaqueta abierta. 
Entonces dijo " Este cinturón dice que soy el mejor... y esto", mostrando una pistola automática en su mano, "... dice que me pertenece". 
Los chicos que evidentemente estaban acostumbrados a estas cosas y mucho más (era una zona peligrosa) soltaron una carcajada, porque eran tipos duros del ghetto.  Uno de ellos le dijo "Es tuyo, Elvis... Claro, hombre... Está bien, tómatelo con calma..."
Y Elvis interpretando su papel de chico malo hasta el final, guardó la pistola y les brindó una de sus famosas sonrisas. Dijo "Eso es , muchachos".  
Ben, el conductor, que finalmente era el que había conseguido los Donuts,  apareció cargado con ellos y Elvis volvería a subir al coche, con la misma elegancia que bajó. Saludando a sus fans, mientras se comía uno de sus Donuts. Para cuando llegaron al hotel, ya había devorado ocho donuts, de Amy Joy.
Así era Elvis... genio y figura!
"Siguiendo el Camino de el Rey..."

DE TUPELO A MEMPHIS
www.detupeloamemphis.com


El círculo personal de Elvis


Elvis Presley tenía tres hermanastros, Billy, Rick y David, hijos de Dee Stanley que se casó con Vernon Presley el día 3 de Julio de 1960.
La verdad es que no se ha hablado mucho de ellos, pero hay que tener en cuenta que la influencia de Elvis en ellos fue importante debido a su edad, cuando le conocieron eran niños y siempre le vieron como a su hermano mayor, con el añadido de ser un artista y famoso. Elvis contaría con ellos cuando crecieron y fueron responsables para formar parte de su grupo. Y de lo que no tenemos duda, es que le querían como a su verdadero hermano.
Ricky habló de su experiencia con Elvis. Evidentemente a pesar de ser muy joven presenció momentos importantes en la vida artística de Elvis y en la personal. Sabía que Elvis asumía su figura artística como la de alguien que en muchos momentos alegraba y de alguna forma le hacía olvidar sus problemas. Con el tiempo esta labor se haría aun más dificil de asumir por la responsabilidad que asumió con el tiempo.
Trató de estar a la altura de estas expectativas para sus fans pero con el tiempo llegaría a la conclusión de que esto era imposible, porque la adoración que le tenían asumía una gran responsabilidad.
Los amaba lo suficiente como para darles todo lo que él tenía, incluso cuando estaba físicamente incapacitado para hacerlo.
Ricky quería a Elvis le admiraba y quería formar parte de su equipo, de su grupo y a los 17 años en 1971, su sueño se hizo realidad. Elvis sabía que podía asumir responsabilidades y le pidió a su madrasta que le dejara trabajar par a él. Le dijo que iba a ser su tutor y le pidió fidelidad a cambio.
Ricky contó muchas anécdotas. Una de ellas tenía que ver con otro miembro que había comenzado unos meses antes para trabajar para Elvis. Su nombre era James Caughey, apodado hamburguer. Su paso por la Mafia de Memphis no se extendió mucho tiempo, porque por desgracia, no sería una persona de fiar.
Este es uno de los malos ejemplos de las personas que formaron parte de la mafia, puesto que James le robó y saldría huyendo, aunque su actitud, no tendría mucha lógica, puesto que Elvis le trató siempre bien.
Tanto Ricky como Sonny West contaron que una noche en Las Vegas, Elvis notó que faltaba algo de dinero y algunas fotos íntimas , por lo cual preguntó a todos quién lo había hecho. Hamburger James fue señalado por el robo, Elvis enojado reunió a los muchachos y se dirigió al aeropuerto, para atraparle antes de que despegara el avión.
La anécdota del avión sería un poco cómica, puesto que cuando le perseguían Elvis, con Sonny y Red, detuvieron un avión cuando Elvis se plantó delante en la pista del aeropuerto y sacó su placa. El comandante del avión asombrado paró el avión primero por curiosidad y segundo por seguridad. Cuando Elvis subió al avión buscando a James, sacaría de nuevo la placa diciendo que estaban buscando por seguridad a una persona y tuvieron que despedirse corriendo, con sorpresa para toda la tripulación y viajantes del avión ,porque allí no estaba Hamburguer, se habían equivocado.
Corrieron de nuevo por las pistas del Aeropuerto buscándole y le encontraron por fin en otro avión que también estaba a punto de despegar, por fin sacaron a James de un avión que estaba a punto de partir hacia Memphis.
De vuelta en su suite de hotel, Elvis abofeteó al culpable, que sollozaba asustado, un par de veces. En vez de entregarle a la policía, le preguntó y entonces, dijo Rick, sucedió algo asombroso: James se disculpó y dijo que lo devolvería todo, Elvis lo miró por un minuto e influenciado por su llanto, también lloró, compadeciéndose de él y le preguntó: ¿ por qué no me dijiste si necesitabas dinero? te lo hubiera dejado, no era necesario robar... Le despidió y nunca más le admitió en su grupo.
Elvis tuvo a veces situaciones como ésta, pero afortunadamente no era lo habitual en su círculo de amigos que formaron la Mafia.

"Siguiendo el Camino de el Rey,,,"

Rick Stanley con Elvis

Rick Stanley escribió dos libros que cuentan sus vivencias en la época que trabajó para Elvis Presley;  "Caught  in a Trap" y   " The touch of two Kings"


Elvis con James Caughey

"Also Sprach Zarathustra"
El mito unido a la leyenda del profeta y el sol.



A veces se recuerda al personaje por varias razones, en el caso de Elvis Presley siempre dejó una imagen tras de sí y su voz sería recordada para siempre.
Pero hay también otros factores que van unidos a su mito a su legado. Su ropa, su peinado, la música que hizo cambiar la cultura musical del momento y la sintonía que le acompañaría hasta el final de sus días.
Desde el 26 de Enero de 1971, en el Hotel International-Hilton en las Vegas, la imagen de Elvis se va a asociar para siempre con la obertura apoteósica del poema sinfónico , compuesto por Richard Strauss titulado "Also Sprach Zarathustra" (así habló Zarathustra) Op.30.
Strauss fue un gran admirador de la obra del filósofo alemán Nietzsche, el cual escribió un libro con el mismo título en torno al personaje, al profeta supremo Zarathustra, que simbolizaba al filósofo ideal, un ejemplo entre el bien y el mal.
Strauss construye su prólogo con tres notas: do, sol, do. El prólogo llamado "Amanecer" en las notas de su compositor, representa la salida del sol , jugando en modo mayor y menor. Esto daría lugar a una obertura impactante...con enormes efectos orquestales. El resultado deja una gran emoción y espectativa en el público, unido a los efectos de un escenario, los focos, la orquesta... y finalmente la salida al escenario de Elvis Presley, sumaría aún más en el ánimo de la sala.
Comienza la iluminación se lanza sobre escenario, ya se sabe que todo va a comenzar. La multitud sabe que Elvis está detrás entre bastidores, y esperando la señal para salir a escena. Y la música comienza en crescendo a través de los altavoces, las notas iniciales de la orquesta , los timbales que contestan, el conjunto orquestal y finalmente los tambores y  la batería,  que rompen el tema inicial para fusionar con la partitura inicial que va a cantar Elvis. La atmósfera cargada en aplausos y gritos , todo esto hace aún más impresionable esa salida al público que grita sin cesar.
Si diéramos una interpretación a todo esto, la simbología del personaje profeta y sol se podría asociar perfectamente a la figura de Elvis, su espiritualidad y su grandiosidad que con el tiempo se va a hacer mítica. La elección de esta partitura fue una ocurrencia del propio Elvis, posiblemente por la película del año 68, "2001,una odisea del espacio" que también utilizó esta obertura. Lo que se añadió a su espectáculo casi de forma experimental se convertiría en un símbolo que irá unido por siempre en los conciertos de Elvis Presley.
Elvis, el hombre... el mito, el Rey...
"Siguiendo el Camino de el Rey..."

Memphis, la casa del Rey.


Elvis Presley Boulevard.
El dia 29 de Junio de 1971, el Ayuntamiento de Memphis votaría para cambiar el nombre de la autopista 51 South, de South Parkway a la línea estatal de Mississippi, por el nombre de "Elvis Presley Boulevard". La casa de Elvis "Graceland" tendría oficialmente el número 3764 Highway Southa y a partir de este momento sería 3764 Elvis Boulevard. Aunque este día fue decidido , la inauguración oficial se daría el 19 de Enero de 1972.
Marty Lacker intentó durante mucho tiempo, que Elvis Presley su amigo, recibiera algún tipo de reconocimiento, había pensado en que la ciudad podría nombrar algo en honor a Elvis, puesto que durante años nada se había hecho y era el artista más reconocido y más grande que habían tenido en Memphis. Hubo un poco de controversia por esto, pero Elvis no quería ningun tipo de reconocimiento si no fuera algo normal o natural, nunca pidió nada para sí. Pero Marty si hizo por detrás algunas propuestas pra ver si fuera posible algo así, sin decirle nada a Elvis. Finalmente logró que se le hiciera caso y se hizo esta propuesta con la autopista. Realmente todos sabían que esta gran avenida era donde vivía Elvis Presley y si no fuera por el, nadie iría por allí.
El área que cambiaron de nombre es un tramo de doce millas, y tomó un tiempo obtener todos las inscripciones. La anécdota es que cada vez que ponían una placa con el nombre de la avenida, siempre había un robo y desaparecía el mismo día. Tuvieron que seguir reemplazándolas, y finalmente las colocaron sobre las intersecciones con cables en lugar de postes. Esa era la única forma de evitar que la gente los tomara como recuerdo.
Elvis siempre fue un artista agradecido con todos sus fans y bajaba a menudo a la puerta de su casa en Graceland para saludar y firmar autógrafos a sus fans. Incluso en algunas ocasiones llegaría dejar que entraran. Harold Loyd que era uno de los vigilantes que cuidaba las puertas de Graceland lo contaría en innumerables ocasiones, estaba con ellos mucho tiempo y luego se volvía a la casa. Lo pasaba en grande con sus fans y ellos se lo agradecían por supuesto. Lo único que podría molestar en el entorno es que cuando Elvis estaba en las puertas si llegaba en coche, y estaba mucho tiempo, esto colapsaba el tráfico hasta el punto de que finalmente se tenía que llamar a la policía de tráfico para despejar la zona.
Es cierto que incluso llegaría a haber algún accidente cuando Elvis estaba en la puerta, con el tiempo tuvo que moderar esta situación, para que esto no ocurriera.
Memphis también cuenta con la "Elvis Presley Plaza" , justo al sur del centro de la ciudad. También con el " Elvis Aron Presley Memorial", además de "Elvis Presley Drive" y toda el área de la ciudad que fue renombrada como "Elvis Presley Heights"...
Elvis Presley, el hombre, el mito... El Rey!
"Siguiendo el Camino de el Rey..."
"Siguiendo el Camino de el Rey..."
De Tupelo a Memphis 62. Junio 1971

La humildad del Artista

El día 6 de Septiembre de 1971, sería el último día que Los Imperials cantaron en el show de Elvis Presley.
Este día sería la actuación de cierre del Summer Festival, en la que Elvis apareció por primera vez con una capa, completando otro récord en su compromiso en Las Vegas. La actuación fue presenciada por 4428 personas en esta noche. Su reputación dicen que jamás sería superada , ya que el departamento de bomberos en Las Vegas había puesto límite de 2000 personas por espectáculo, pero realmente Elvis lo superó todas las noches. Es claro que el riesgo y la seguridad de la sala podían acoger más personas, pero había que tener previsto cualquier riesgo.
En esta temporada ocurrieron muchos sucesos que iban a cambiar el rumbo de las actuaciones, el de Elvis... y esta noche su grupo acompañante vocal, The Imperials, también sufrirían ese cambio.
Finalizando las actuaciones fueron a ver al Coronel Tom Parker, la intención era la de pedir un aumento de sueldo, porque no estaban contentos con su paga. Tom Diskin, su asistente no dejó que llegaran a la oficina intentando hacer de mediador. Fue a pedírselo al Coronel, no llegaron a entrar allí, la respuesta de Parker fue clara. No cambiaría nada, su sueldo era el que habían recibido y nada había que hacer. Los Imperials discutieron con Diskin durante unos minutos, pero nada hizo cambiar la decisión, por lo que Los Imperials decidieron dejar de actuar con Elvis Presley. De nuevo las cuestiones económicas, hacían que el Coronel Parker hiciera perder por el Camino al grupo acompañante de Elvis, igual que lo hizo con Scotty, Billy, Dj, etc.
De nuevo, Elvis no tomó parte en esto, porque no supo nada ya que Los Imperials también alternaban actuaciones con Jimmy Dean y ésta sería la excusa que se le daría para no disgustarle. Después de ser su grupo de apoyo , tornarían su rumbo y también el de Elvis.
Los Imperials nacieron en 1963 y continúan actualmente su rumbo artístico. Elvis grabó con ellos por primera vez en mayo de 1966 para el álbum: "How Great Thou Art", hasta junio de 1971. Con ellos retomaría los escenarios en Las Vegas, Hotel International en 1969, hasta la última actuación del 6 de septiembre de 1971.
Durante este tiempo habría varios miembros que con el tiempo fueron cambiando, Jake Hess, Terry Blackwood, Roger Wiles, Larry Gatlin, Jim Murray, Armond Morales, Gary McSpadden...
Aunque en el mundillo artístico es muy fácil hacer y deshacer, prescindir de las personas sin tener en cuenta su valor como artistas, ni su fidelidad... es triste pensar que de nuevo se hiciera vista hacia otro lado y se siguiera adelante.
Un cambio que también podría afectar lógicamente al espectáculo, porque había dos meses para buscar un nuevo grupo y preparar la nueva gira que se realizaría en Noviembre de 1971.
"Siguiendo el Camino de el Rey..."

la música y la vida.

Noviembre de 1971.

Los trazos del tiempo, del Camino, a veces dejan atrás personas, lugares, sentimientos... a pesar de nuestros esfuerzos por querer mantener el curso de nuestras vidas y seguir con nuestros anhelos, hay veces que no podemos controlar los acontecimientos que puedan ocurrir en nuestra senda. El futuro trae consigo nuestras circunstancias y tenemos que convivir con ellas. Y el pasado se lleva muchos buenos momentos, la juventud, el amor sin condiciones, la frescura, la inocencia, los años traen consigo la maduración , el cambio y a veces conlleva con esto la liberación a través de la autoconfirmación.
La vida de Elvis Presley había sufrido grandes cambios, pero para él , todo estaba relegado a un lado, en el fondo de su corazón, de su mente... porque lo más importante era su vida artística. Lo demás estaba allí como aditivo a su camino y como consecuencia, su inseguridad, su dolor y el miedo a la pérdida aumentarían su dependencia en sus costumbres.
En noviembre de 1971, Priscilla, su mujer le había dicho que finalmente le dejaba y en la Navidad volvería con Lisa Marie, su hija, para celebrar las fiestas. Su relación ya estaba rota, pero Elvis aún no era del todo consciente de la realidad porque en el fondo pensaba que ella volvería al hogar.
Elvis le confesó a Marty Lacker que Priscilla le había dejado y éste le preguntó que iba a hacer... pero Elvis le dijo, que lo primero eran sus conciertos, su música y que no iba a desviarse por culpa de esto. Así lo haría durante sus conciertos en Noviembre durante la gira, aunque estaría más callado y no tan hablador como era habitual. De nuevo la música que hervía en su sangre como una obsesión que no cesa, era la dueña de su destino. Lo demás aunque estaba allí con Elvis, dejaría de ser importante. Su música era lo primero y siempre lo sería a pesar de todas las cosas.
Jerry Schillin su amigo decía de Elvis que tenía una verdadera vena romántica y quería compañía, alguien con quien hablar, leer y relajarse. Cuando estaba con Priscilla, tenía todo eso. Pero Priscilla, ahora la devota madre de un niña pequeña por lo que no estaba a su disposción y además ella se sentía ya un tanto apartada de él... todo había cambiado. La vida de todos los chicos de la Mafia también , la mayoría con familias tenían obligaciones y el ambiente era ya diferente de tiempo atrás.
Como Elvis no siempre podía estar con Priscilla, desarrolló amistades y relaciones con mujeres que serían parte de su vida durante semanas, meses o incluso años a veces. Estando casado, Llevaba una vida única, su vida de artista le llevaba por otro camino elegido por él, con sus reglas y sus normas. Evidentemente el que no estaba dispuesto a seguirlas salía del mismo. Todo esto no sería justo para su mujer por lo cual se sintió desatendida y estaba claro que tarde o temprano una mujer como ella conocería a otro hombre que le diera toda la atención que necesitaba. Priscilla había madurado al lado de Elvis, pero ya no era la misma muñequita que había moldeado , se volvería más fuerte e independiente... Priscilla había comenzado una relación con su monitor Mike Stone y muchos de los chicos de la Mafia ya lo sabían, como Red o Sonny, pero no se atrevían a decirle a Elvis la razón de esta separación. Ella ya no quería seguir así y todos notaron en Navidad la frialdad y la actitud distante, por lo que era evidente que se estaba manteniendo la imagen nada más.
Elvis sustituyó en muchas ocasiones a Priscilla con otras mujeres y en particular en estos tiempos tenía con Joyce Bova una relación que llevaba más de un año y que estaba a punto de ser algo serio. Pero también estaba fallando con su actitud y sus manías, cada vez más inquietantes. Joyce no quería compartir sus adiciones y por esto se enfadaba alguna vez con él. Era una mujer inteligente y realmente le quería, pero le vería cambiado por culpa de las pastillas, sentía como estaba cambiando por culpa de esa dependencia y esto también estaría pasando factura a una relación que podría haber sido estable. Incluso podría haber tenido un hijo con ella, pero de nuevo su actitud cambiaría el curso de la vida, porque Joyce decidiría no tener el niño que habían concebido. Tenía miedo porque Elvis dejaría de mirarla como a una mujer y la trataría sólo como a una madre. No estaba dispuesta a pasar a ser una segunda Priscilla... todo esto era ya muy complicado por lo que Elvis estaba perdiendo sin saber en su vida muchas oportunidades de ser feliz. Cada uno marca su propio camino y destino pero a veces con nuestra propia acción se generan cambios que no tenemos previstos. Pero no hay que juzgar a nadie por esto, porque cada uno elige la senda que quiere tomar y puede abrir otra puerta diferente...
Finalizaría el año 1971 cambiando su destino. Su mujer había crecido y madurado con él, se había encontrado a sí misma y quiso volar y buscar su propio destino, ya nada sería igual entre ellos, pero el amor del pasado se convertiría en la amistad del futuro que mantendría una buena relación para que Elvis pudiera seguir viendo a su hija sin ningún tipo de problemas.
La música, su verdadero amor, siempre fue lo más importante, lo demás serían pequeños factores en su vida que aportaban diversión y felicidad a los momentos en los que no estaba cantando ante su público.
"Siguiendo el Camino de el Rey..."